Dormir, comer y beber

¿Dónde alojarse?

Si vienes de fuera te recomendamos quedarte en Las Palmas capital antes que en el sur de la isla. El sur es muy turístico y os va a costar conseguir un sitio decente para comer o cenar. Las Palmas tiene una buena oferta gastronómica y tiene la playa de Las Canteras para que te tires al agua si no te apetece visitar nada de la ciudad. Lo ideal sería que te hospedases en esta zona. Si llevas niño, carrito y toda la parafernalia infantil te recomendamos alojarte relativamente cerca del AC Hotel Gran Canaria (antiguo Hotel Los Bardinos), ya que desde ahí saldrá un bus a la boda.

Para llegar del Aeropuerto a Las Palmas podéis coger un taxi entre varios, que os saldrá unos 30 euros pero mejor pregunta antes al taxista. También hay un servicio de guaguas que sale cada media hora que te deja en diferentes partes de la ciudad. Tarda unos 20 min en llegar a Las Palmas y si te quedas por las Canteras, la parada en la que te debes bajar es la de Santa Catalina. Desde ahí ya podéis coger un taxi al hotel o ir caminando si no es lejos.

Dar una vuelta

Está claro que la playa es un planazo, sobre todo después del invierno, pero si hay panza de burro (cielo encapotado) o ya no sabes como colocarte en la toalla, hay otros sitios interesantes que visitar en Las Palmas. Recuerda que hay un tour por la isla el Lunes, pero si quieres visitar la isla por tu cuenta no dudes en preguntarnos.

Playa de Las Canteras

En Las Palmas tenemos la suerte de tener esta playa de 4 km que va desde La Puntilla hasta el Auditorio Alfredo Kraus. La playa tiene una barrera natural de roca que la protege del oleaje, menos en la parte de La Cicer, cerca del Auditorio Alfredo Kraus donde se practica surf. Si quieres arena amarilla quédate en Las Canteras porque La Cicer es de arena negra.

Si te apetece puedes alquilar un Padel Surf por la zona de las Canteras o si te vienes arriba alquilar unas clases de Surf en la zona de la Cicer.

Paseo por la Puntilla

La puntilla está en el lado opuesto del Auditorio Alfredo Kraus. En esa zona puedes comerte unas papas con mojo en una de sus terrazas mientras ves las barcas de los pescadores en la arena. Pero ahí no queda la cosa; si sigues caminando por el paseo puedes llegar hasta El Confital, que es la playa que está justo debajo de la montaña de La Isleta. Irás viendo formaciones de roca volcánica en la costa y pequeñas calas de callaos. Hasta el Confital puedes tardar 30 min paseando tranquilamente y la recompensa serán las vistas de la ciudad. El atardecer desde el Confital es una pasada.

Barrio de Vegueta

No te puedes perder Vegueta. Aquí es donde se fundó la ciudad y donde Colón salió para América. Lo ideal sería que antes hayas visto El Barrio de Triana. Verás arquitectura colonial que recuerda a muchas ciudades americanas. Te recomendamos visitar La Plaza Santa Ana con la Catedral y el Ayuntamiento, la Casa de Colón y la calle de Los Balcones con el Museo de Arte Contemporáneo (CAAM). Por la izquierda del Ayuntamiento puedes subir hasta la Plaza del Espíritu Santo con su Pequeña Ermita y luego visitar la Plaza de Santo Domingo que queda a un par de calles.

Barrio de Triana

Bájate de la guagua en el Parque San Telmo y entra a pasear por la Calle de Triana. Te encantarán sus casas modernistas y sus callejuelas aledañas con casas más estilo Canario. Llega hasta la Calle Malteses y sube hasta El Gabinete Literario. Luego avanza un poco hasta La Plaza de Las Ranas donde está la biblioteca y el edificio del Monopol. Si llegas hasta ahí, estás a las puertas del increíble Barrio de Vegueta.

Pueblo Canario y Parque Doramas

El Pueblo Canario es una recreación de la arquitectura Canaria hecha por el artista Nestor de la Torre. Es una pequeña plaza rodeada de edificios con encanto y adornada con flora canaria. Podrás ver su ermita y el pequeño Museo de Nestor, donde están las obras de este artista. Desde ahí, si entras al Parque Doramas lo primero que veras será el Hotel Santa Catalina, el primero que se hizo en la ciudad.

Barrio Pesquero de San Cristobal

Este pequeño pueblo dentro de la ciudad es curioso por sus casas de colores y su pequeño Castillo levantado encima de las rocas del mar. Si vas puedes dar un paseo al lado del mar, llegar al pequeño puerto con su playita y luego tomarte una cerveza o picotear algo en unas de sus terrazas en plan relax. Para llegar ahí te recomendamos coger un taxi porque la guagua es un poco lío.

De picoteo
Amigo Camilo

Es el típico sitio de comida Canaria medio cutre junto al mar, pero el punto está en que tienen un expositor con el pescado y tú mismo eliges lo que quieres que te cocinen. Así te aseguras de que el pescado está fresco. Combina el pescado con unas papas arrugadas y unas cerveza Tropical y a fliparlo.

La Bikina

Tienen una pequeña terraza en la avenida de Las Canteras con un par de mesas  y más mesas en el interior. La carta es informal y ella encontraras ceviches, hamburguesas, quesadillas, samosas, ensaladas y una buena carta de cócteles.

Basal Grill & Beach

Su cocina está especializada en barbacoa, pero encontraras platos como los que puedes encontrar en cualquier restaurante modernillo de hoy en día. Este restaurante es de la misma gente del Allende de Triana, pero este se encuentra en plena Avenida de Las Canteras.

De Enyesque

Gastronomía española con productos de buena calidad para una comida o cena informal. Tiene una larga carta de picoteo y también algunos platos de cuchara, carne y pescado.

Allende Triana

El Allende la ha petado por su carta creativa a muy buen precio. Todo está muy bueno y el sitio es precioso. Está en una de las calles perpendiculares a la Calle de Triana y tiene una buena terraza para comer mientras marujeas mirando el ambiente de Las Palmas.

La Florinda

Este es un sitio un poco más carete que los anteriores pero la cocina vasca que te sirven está impresionante. El trato es muy cercano y también tiene terraza en el plena calle Cano del Barrio de Triana.

Echarse una copa
Las Canteras y La Puntilla

A lo largo de toda la avenida de las Canteras puedes encontrar muchísimas terrazas para tomar algo viendo el mar. Además la zona de la Puntilla tiene como cinco bares/restaurantes para echarse una copa y estar más refugiado del viento si hace mal día. Cerca de La Puntilla está el Mercado del Puerto que le han dado un lavado de cara y tiene puestos para tomar algo o picotear.

La Cicer y La Plaza del Pilar

Al final de las Canteras te encontrarás con la zona de la Cicer. Sabrás que estás ahí por la inmensa escultura de Alfredo Kraus y por la gente que coge olas. Hay un par de terrazas. Una de ellas es el Mumbay donde a veces hay conciertos. Muy cerca está la Plaza del Pilar. Es la típica plaza agradable de barrio con bares, niños jugando y gente del surf bebiendo algo al final del día. Los fines de semana suelen haber conciertos en el exterior del bar Tiramisu.

La Azotea de Benito

Lo increíble de este sitio son las pedazo de vistas que tiene. Podrás ver La Biblioteca y el Barrio de Vegueta desde ahí arriba. Está en la azotea del centro comercial Monopol. El sitio es pijín, pero merece la pena rascarse el bolsillo y echarse un gin tonic o un buen copazo.

La Calle Cano

Es una calle paralela a la calle de Triana y es peculiar por el encanto que tiene y por las casas de arquitectura colonial mezclada con las modernistas. Tiene muchos bares y terrazas, así que hacer una parada ahí para tomar un vino con una tapa antes de seguir caminando nunca es mala opción. Si ya es de noche una buena opción es el Shack, ya que cierra más tarde.

La Calle Mendizabal

Es una calle peatonal, muy bonita por sus casas de colores donde encontrarás bastantes bares. En uno de los extremos de la calle está el Mercado de Vegueta donde en el interior han puesto bares donde uno puede tomar algo.

Zona del Bote

Esta es la zona por donde salimos un día cualquiera a tomar algo con los colegas porque está cerca de nuestro barrio y es barata. El bar de toda la vida es El Bote, pero también está el Guincho o el Imperial. Otra opción es el Bar Perojo situado en una bonita calle de casas de colores. Lo curioso de estos bares es que los han montado en antiguas casas terreras.